Hoy despedí a mi hija en el aeropuerto y la vi caminar sola, y entendí que la vida es así, pero no me dio miedo porque me sentí seguro que está educada y tiene valores y principios.