20 costumbres comunes que realizan las personas que han cambiado el mundo

Comparte este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”][fusion_text]

Llegar lejos en la vida es un resultado directo entre las decisiones y los hábitos y costumbres sanas que tomamos a diario.

 

Analizando algunos de los personajes que han contribuido (y algunos lo siguen haciendo) de manera positiva de alguna manera en el desarrollo de la humanidad (Juan Pablo II, Michael Jordán, Steve Jobs, Henry Ford, entre otros) podemos encontrar 20 costumbres o hábitos que cada una de ellas involuntariamente poseen.

Analiza y trabaja por medio de estas costumbres todas aquellas que consideres apropiadas para tu vida.

1. No asocian el éxito con el dinero: Está claro que tener dinero puede ayudarte a tener más oportunidades, tener menos estrés, y tener la mente más despejada. Pero las personas exitosas se dan cuenta de que todo el dinero del mundo no puede hacerte feliz si eres incapaz de sentir la felicidad desde el interior.

2. No comienzan el día sin un objetivo o un plan: No sólo las personas que han alcanzado el éxito tienen metas claras y nítidas a corto y largo plazo, también saben exactamente lo que tienen que realizar cada día para sentirse realizados, así como para acercarlos a sus objetivos. Dedican la primera hora del día a ellos mismos (le llaman la “hora de oro”). Lo que hacen mentalmente, físicamente y espiritualmente en esta primera hora, establece el ritmo para todo el día.

3. La perfección no es su objetivo prioritario: Para estas personas el progreso es más importante que la perfección. El peligro de centrarse en la perfección de algo en concreto es que te puedes perder por el camino y lo más probable es que tu trabajo quede imperfectamente acabado.

4. Siempre se rodea de gente positiva: Hay energía en todo, y eso incluye a los seres humanos. Como tal, es bastante fácil absorber la energía negativa cuando se está cerca de gente tóxica que siempre se está quejando y poniendo excusas. En cambio, las personas de éxito se rodean de otras personas positivas y pro-activas que les inspiran para lograr grandes cosas y viven plenamente todo lo que hacen.

5. No se centran en las cosas negativas: La gente brillante no pierde el tiempo con pensamientos negativos de auto-derrota. Esta gente no se centra en lo que “podría” salir mal, y sí en lo que deben hacer para que las cosas vayan sobre ruedas, y de la lección que le da la vida al afrontar nuevos retos.

6. El fracaso no les hace perder el camino: Estas personas dicen que el fracaso es una parte esencial de tu crecimiento profesional. Miran los contratiempos y errores como oportunidades para aprender, crecer y ser aún mejor y ver que la próxima victoria será aún más grande.

7. Los problemas no les detienen: Los problemas para ellos no existen, son áreas de oportunidad, situaciones por resolver.

8. No les preocupa que se le juzgue: La gente exitosa no basan sus valores en lo que otros piensan de ellos porque tienen sus propios valores, metas y principios sin tener que depender de nadie para darles su visto bueno.

9. No ponen excusas: La gente de éxito son personas proactivas, y les gusta hacer cosas y conseguirlas.

10. No les da envidia el éxito de los demás: Las personas brillantes creen que hay suficiente mercado para que todo el mundo pueda ganar dinero. Saben que a cuantas más personas le haya ido bien es mejor para todos, y en nuestro mundo habrá más energía positiva.

11. La familia y los seres queridos es lo primero: El trabajo es muy importante, pero nunca tan importante como compartir la vida con las personas que más amas.

12. Les gusta divertirse: ¿Cómo te sentirías si pasa y pasa el tiempo y la única sensación que tienes es estar agotado y frustrado, sin tener tiempo para despejarte? Las personas exitosas saben cómo relajarse y divertirse. Ellos saben de la importancia de darse al menos unas mini vacaciones para recargar baterías y disfrutar de todo lo que tienen en su vida ahora mismo.

13. Cuidan de su salud: El cuerpo es el vehículo que usamos para ir y hacer lo que nos plazca, pero ¿cómo te sentirías si viajaras en un auto con problemas de afinación y baja potencia para llegar de Guadalajara a la Ciudad de México? Es importante mantener nuestro cuerpo en constante mantenimiento realizando ejercicio diariamente, cuidar la alimentación, y todas las medidas necesarias para lograr un rendimiento óptimo a largo plazo.

14. Se ponen metas concisas: Las personas exitosas se ponen metas claras, específicas y medibles. Saben exactamente lo que desean lograr y se mantienen motivados hasta que alcanzan su meta. Elaboran un plan de acción claro y ejecutan sus ideas.

15. Toman decisiones firmes: Una vez que toman la decisión, se proponen a hacer todo lo que sea necesario para asegurarse el éxito. Este hábito también les ayuda a ganar confianza en sí mismos; además, tienen la capacidad y ponen el esfuerzo para hacer que las cosas sucedan tal y como dijeron que lo harían.

16. No son de víctimas de la vida: Dan una gran importancia a ser felices y tener paz interior, y entienden que tienen el control completo de sus pensamientos y actuaciones, y en última instancia son responsables de su propia felicidad y de sus victorias y no de la de los demás.

17. No viven del pasado: Se dan cuenta de que el pasado, ya es pasado y que ahora lo único de lo que tienen control es del presente y de su porvenir.

18. No se resisten al cambio: Los planes, las estrategias y las tácticas pueden cambiar, pero en vez de sentir malestar y frustración por esos cambios, son conscientes de que hay más de una manera de alcanzar el éxito.

19. No dejan de aprender: Es curioso ver como tienen mentores e inspiradores que le inspiran y motivan ante cualquier desafío. No dejan de aprender y siempre están abiertos a mejorar tanto su vida laboral como su vida personal.

20. No finalizan el día sin dar las gracias: Antes de ir a la cama, reflexionan sobre las cosas positivas del día para aumentar su estado de ánimo, motivarse y seguir adelante, y esto les ayuda además a relajarse.

Fuente: Reunificación de Deuda[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ebook gratuito

El secreto para disfrutar la vida. ¡Vence tus miedos!

Descubre las claves para vivir una vida con entusiasmo y vencer los temores que te paralizan.

Explorar más

Happiness Developer | Autor Bestseller | Conferencista Internacional | Especialista en felicidad aplicada a la productividad